¿Seguimos una dieta adecuada? ¿Nuestros hábitos alimenticios son los adecuados? ¿Qué comer y cuando?

Esas son algunas preguntas que, a menudo, nos surgen en torno a los hábitos alimenticios.

Te proponemos 10 pautas para una alimentación saludable

1- Realiza una alimentación variada, equilibrada y moderada. La virtud está en el término medio y en saber tolerar todo tipo de alimentos. Unos te gustarán más y otros menos, pero es importante incluir todo tipo de alimentos en tu dieta.

2- Realiza cinco comidas diarias respetando los tiempos: no deben pasar más de cinco horas entre una y otra, pero tampoco menos de tres. Esos cinco momentos se relacionan con el desayuno, un aperitivo a media mañana, comida, merienda y cena. Comer pequeñas cantidades repartidas a lo largo del día es lo correcto.

3- No hay alimentos buenos o malos.:Huye de esta categorización y vuelve al primer punto: hay que comer de todo, siempre en su justa medida. Todos los excesos son malos, por eso, la moderación, es clave para que este hábito sea eficaz.

4- Toma un desayuno completo. La clave para que el día ,en temas alimenticios, sea bueno, es comenzar bien. Eso de que el desayuno es la comida más importante del día no es un mito. El 25% de la energía que consumimos a lo largo de la jornada sale de lo que tomemos en el desayuno. Tómate tu tiempo, unos 15 minutos.

5- Lee las etiquetas de los productos para descubrir los componentes de los mismos y poder tener esa dieta equilibrada en la que estamos incidiendo.

6- Realiza actividad física para equilibrar lo que ingieres y lo que quemas. Hacer ejercicio, además, ayuda a evitar situaciones ansiedad que te lleven a realizar un atraco al frigorífico sin ningún tipo de criterio.

7- Descansa unas 7-8 horas. Respetar el descanso, aunque parezca que no guarda relación, te ayudará a cumplir el resto de normas establecidas y hará más fácil tener una vida sana.

8- Hidrátate de manera correcta. Hay muchas maneras de hacerlo más allá del agua, de tal modo que te resulte menos monótono.

9- El gran secreto de la vida saludable es conseguir esa dieta equilibrada, en la que tus familiares y amigos, el tiempo que pases con ellos y el bienestar que te proporcionen, jugarán un papel clave.