Dorada al horno con salsa de ajo y maíz

dorada-salsa

Una receta que os gastará un poquito más de tiempo y de atención pero lo merece. La descubrí cuando mi amiga encontré mi amiga de liceo en Valdivia y ella me llevó a comer en casa de su tía. Ya ingresando me encantó el olor intenso de cocina casera que me recuerda cuando estaba niña… Comiendo pude disfrutar de estos sabores que nunca probé ante. Al final la tía me entregó su receta y estaba muy contenta que su cocina podía tener logro pasándola a ustedes. Vamos a cocinar!

Ingredientes

    • 4 doradas
    • 1 cebolla grande
    • 1 diente de ajo
    • 2 limones
    • 100 gr de pasa
    • 50 gramos de mantequilla
    • Aceite de oliva
    • maíz a gusto
    • Pimienta blanca entera

Para la salsa:

  • 4 dientes de ajos
  • 2 yema de huevo
  • 40 cl de aceite de oliva extra-virgen
  • 1 cucharita de mostaza
  • sal a gusto (no mucho)
  • 1 cuchara de jugo de limón

Preparación

Empezamos con nuestras doradas. Os recuerdo de revisar siempre el pescado también si está ya limpiado desde la pesquería. Es importante para la seguridad de todos. Simplemente colocamos en un sartén para hornear pues haber puesto un poquito de mantequilla para todo su piso, así no se peguen. Agregamos los jugos de limones, los dientes de ajo y la pimienta. Al final cortamos fan la cebolla y la ponemos sobre el pescado, que sea todo bien cubierto y añadimos la pimienta blanca entera. Cuando está lista agregamos también la pasa y el maíz. Horneamos a 220 grados durante unos 10 minutos. Los sabores se ablandaran y el pescado se quedará con un sabor rico y intenso.

Por otro lado de nuestra mesa de trabajo preparamos la salsa, la vera reina de esto plato.

El secreto porque esta salsa sea exquisita está en esta primera preparación. Tomamos el ajo y junto con la sal y lo vamos a poner en una olita de tierra: acá lo vamos a pisar rompiendo todas los cuerpo de los ingredientes con un pastal de madera hasta cuando no serán todos fino puf manteniendo un aspecto grosero. Ahora sacamos añadimos en la misma olida las yema de huevo. Mezclamos bien sin cansarnos con movimientos muy lentos y siempre en la misma dirección. Mientras tanto añadir el aceite (la mitad) hasta cuando se vea que está bien mezclado y ahora ponemos una cucharita de agua, el jugo de limón y la mostaza. Solo en este momento agregar la otra mitad de aceite siguiendo a mezclar bien. Cuando nos damos cuenta que está al punto debe tener una consistencia un poquito menos solida que la mayonesa. Conservar en refrigerador hasta cuando se lleva a la mesa.

Terminada la preparación de la salsa ya tenemos nuestras doradas cocida. La sacamos y preparamos el plato. Si os gusta y quieren sorprender vuestros amigos (y vuestros paladares), les aconsejo evaluar otras posibilidad. Armando el palto preparar perejil molido e ponerlo arriba del pescado pues haber puesta la salsa, como contraste de color. Servir en el plato y en un platito a parte a disposición de los comensales la salsa. ¿Que esperan? Prueben y improvisen!