MUTACIONES GENETICAS Y LA ALIMENTACIÓN MODERNA

MUTCIONES GENETICAS

Se no habla hoy día del GEN de la OBESIDAD trasmitido de modo GENETICO y tiene mucho que ver con las MUTACIONES Y LA ALIMENTACIÓN.

Mucho se habla, o mejor dicho, mucho se publicita acerca de la alimentación.

Constantemente la televisión no ceja en su empeño de convencernos de que debemos comer este o aquel producto alegando multitud de propiedades más que dudosas en su mayoría; si bien en su momento dicho producto pudo tenerlas parece ser que con los procesos y tratamientos de homogeneización, estandarización, etc, se merman considerablemente.

Lo primero que tenemos que tener claro es que la industria alimentaria es precisamente eso, una industria y como tal su único objetivo es el beneficio económico, el máximo beneficio económico.

Rentabilidad, productividad y beneficios son los objetivos y parece ser que poco importa las propiedades nutritivas del producto final.

La industria alimentaria ha dedicado sus esfuerzos en desarrollar fórmulas que les permitiera producir más rápido y conseguir que sus productos se conserven más tiempo; gracias a ello pueden producir sus productos en países donde los costes de producción son más baratos; produzco barato, vendo a precio de producción local y aumento los beneficios.

Pero ¿alguna vez te has preguntado, como consumidor, para qué quiero que unas lonchas de queso se conserve más de un año, cuando desde el momento en que la compro hasta que me la como apenas pasa una semana? ¿Te has preguntado alguna vez que tipo de conservante químico le añaden que durante más de un año no hay ser vivo que quiera comérselo (bacterias)?

Aquí cabe hacer un inciso; los defensores de los conservantes, colorantes y demás. Sí, es obvio que cuando tu forma de vida depende de aquello que se ataca lo defenderás a toda costa dejando a un lado toda ética.

Son muchos los tipos de conservantes, desde un simple ácido ascórbico (vitamina c) hasta derivados de amoniaco y pasando por varios nitritos (E-250), algunos de los cuales ha sido demostrado su implicación en algunos tipos de canceres en animales de laboratorio.

Por otro lado tenemos los colorantes que sirven poco más que para resaltar el color natural del alimento con el fin de darle un toque más saludable; el consumidor al ver, por ejemplo, un color más rojizo en la carne de vacuno asocia erróneamente color llamativo con “lo bueno”, “lo salubre”, “la calidad”, cuando en realidad forma parte del engaño; el colorante sólo ayuda a prolongar el color que debido a los conservantes que hacen más longeva la carne se perdería; al parecer resulta más rentable para la empresa criar el vacuno a miles de kilómetros de distancia de donde se vende.

Al respecto te diré que si te molestas en leer el etiquetado de lo que venden en cualquier supermercado como “picada de carne” o similar, fíjate que no lo llaman “carne picada”, te darás cuenta que en el mejor de los casos la cantidad de carne de vacuno o cerdo o mixta llega al 80 % siendo el resto féculas, almidones y demás rellenos de dudosa procedencia; esto es de de un kilo de “picada de carne” como mucho obtendrás 800 gramos de carne y 200 de féculas y almidones varios transgénicos en su mayoría.

Todo ello produce una merma nutritiva; nos alimentamos pero apenas nos nutrimos ya que los alimentos ingeridos han sido tan procesados que sus nutrientes son más bien escasos.

Y es que nuestra mala ALIMENTACIÓN está produciendo una MUTACION DE TODOS NUESTROS GENES estableciendo un patrón de reproducción HEREDITARIA DE LA OBESIDAD ¿increible verrdad?

La evidencia establece cada vez más que factores como la dieta, el ejercicio, el tabaquismo y las hormonas pueden alterar la regulación de nuestro genoma – cuando los genes se encienden y cuando se apagan – incluso antes de nacer.

Hay una creciente evidencia científica que demuestra que los factores adversos durante el desarrollo en el útero, tales como una mala alimentación, el tabaquismo materno o el estrés, predisponen a la obesidad y otros problemas de salud.

Hay una base genética transmisible implicada en el mantenimiento del peso corporal a través de:

  1. Rutas mediadas por neuropéptidos y otras moléculas que a través de diversos receptores participan en la regulación del apetito.
  2. Mecanismos diversos que actúan modulando las variaciones del metabolismo basal, el efecto térmico de los alimentos ola actividad física espontánea.
  3. Señales que regulan la utilización metabólica de los nutrientes energéticos así como el aumento de los depósitos grasos y el mantenimiento del peso corporal.
  4. Los genes implicados en la regulación de la actividad de las catecolaminas, ya sean como hormonas o neurotransmisores.
  5. Receptores adrenérgicos 133. Cuyo gen se ha encontrado en humanos como una mutación que ocasionan un reemplazo de triptófano por arginina (Trp64Arg). Este es el receptor principalmente involucrado en la regulación de la termogénesis y la lipólisis del tejido adiposo, en los humanos se localiza principalmente en el tejido adiposo del tracto gastrointestinal. Por otra parte, se ha determinado que este tipo de receptor inhibe la acción de la insulina como regulador positivo de la secreción de leptina.

Recientemente ha habido un avance muy importante en el conocimiento de los mecanismos involucrados en el origen de la obesidad, desde el descubrimiento del gen OB (ob), localizado en el cromosoma 7 y su producto génico: la leptina empezamos a conocer los procesos moleculares que intervienen en la regulación de la ingesta y del gasto energético.

La alimentación de la madre durante el embarazo condiciona el desarrollo pancreático, el estatus hormonal del feto y la concentración de biomarcadores al nacimiento de diabetes mellitus y síndrome metabólico

El embarazo es una etapa de vital importancia, donde tienen lugar múltiples procesos hiperplásicos, hipertróficos, de adaptación metabólica y de preparación para la vida extrauterina.

Algunos aspectos sobre las hipótesis del genotipo y fenotipo ahorrador, señalan que la hipo nutrición causa adaptaciones metabólicas que permiten al futuro ser medrar en un ambiente de nutrientes y energía reducido.

Esto sugiere que nuestro ADN puede ser marcado antes del nacimiento y estas marcas podrían predecir nuestra composición corporal más tarde

El síndrome metabólico (Sx), con resistencia a la insulina, está caracterizado por la coexistencia variable de ciertas patologías como: hiperinsulinemia, obesidad, dislipidemia e hipertensión, además de esto, podemos encontrar, estados preinflamatorios, microalbuminuria e hipercoagulabilidad; por esta razón, podemos afirmar que la patogénesis tiene diversos orígenes, es decir, es multifactorial y variable, ya que numerosas anomalías se combinan para producir y desarrollan el síndrome metabólico.

La patogénesis de este síndrome posee diversos orígenes, entre los cuales están: un estilo de vida sedentaria, la praxis de una mala alimentación y en gran parte factores genéticos no dilucidados completamente, interaccionan para producir dicho síndrome.

La dislipidemia, es la patología que más caracteriza el síndrome metabólico y consiste en un incremento en el flujo de ácidos grasos libres, así como también, un aumento en los niveles plasmáticos de TG, apolipoproteína B y pequeñas y densas C-LDL, por otra parte, la disminución de lipoproteínas de alta densidad C-HDL.

¡Podriamos estar horas y horas comentando y posteando sobre la IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACION no solo sobre nuestro ADN sin sobre el ADN de nuestros PREDECESORES……….