Tensión Arterial Alta (Hipertension)

La OMS/ SIH 1999, clasifica la hipertensión en la siguiente forma:

Categoría sistólica (mm Hg) diastólica (mm Hg)

  • Optima <120 y <80
  • Normal <130 y <85
  • Normal—Alta 130-139 / 85-89
  • Grado I 140-159 / 90-99
  • Grado II 160-179 / 100-109
  • Grado III 180 ó + / 110 ó +
  • Hipertensión sistólica aislada 140 ó + / 90 ó –

Si ambas mediciones caen en categorías distintas, se emplea la más alta.

Factores que influencian el pronóstico en hipertensión arterial

1.- Principales elementos para estratificar riesgo:

  • Categorías de hipertensión
  • Edad (hombres>55 años, mujeres>60 años)
  • Tabaquismo
  • Colesterol total >250 mg%
  • Diabetes
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular precoz

2.- Otros factores:

  • Colesterol HDL disminuido
  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Fibrinógeno aumentado
  • Grupo étnico de alto riesgo

3.- Evidencia de daño orgánico:

  • Hipertrofia ventricular izquierda
  • Daño renal: proteinuria y/o creatinina elevada (hasta 2,0 mg %)
  • Enfermedad ateromatosa (aorta, carótidas,ilíacas, etc.)
  • Fondo de ojo grado I-II de K-W (vasoconstricción, cruces a-v).

4.- Condiciones clínicas asociadas:

  • Neurológicas: enfermedad cerebro—vascular
  • Cardíacas : enfermedad coronaria
  • Renales : nefropatía diabética, insuficiencia renal (creatinina>2,0 mg %)
  • Vasculares : aneurisma aórtico, enfermedad arterial sintomática
  • Retinales : fondo de ojo grado III—IV de K—W (exudados, papiledema)

La combinación de estos factores con las categorías de hipertensión permite estratificar el riesgo y cuantificar el pronóstico según la tabla siguiente:

Hipertensión: Grado I Grado II Grado III

I. Sin factores de riesgo bajo medio alto

II. 1-2 factores de riesgo medio medio muy alto

III. >3 o daño orgánico o diabetes alto alto muy alto

IV. Condiciones clínicas asociadas muy alto muy alto muy alto

Riesgo bajo: probabilidad <15% que en 10 años ocurra un evento cardíaco mayor.

Riesgo medio: la probabilidad en el mismo lapso sube a 15-20%.

Riesgo alto: probabilidad de 20-30%.

Riesgo muy alto: mayor de 30%

Establecido el nivel de riesgo individual se iniciarán las medidas terapéuticas ya sea farmacológicas o no, destinadas a lograr la máxima reducción del riesgo cardiovascular, corrigiendo los factores reversibles y llevando la presión a los niveles más normales u óptimos.

La terapia no farmacológica principal incluye:

  1. Suspender el tabaquismo
  2. Corrección del sobrepeso
  3. Reducir el consumo de alcohol
  4. Reducir la ingesta de sal
  5. Aumentar la actividad física.

La terapia farmacológica de las directrices de la OMS/ SIH 1999, considera:

  1. Diuréticos
  2. Beta bloqueadores
  3. Inhibidores de la E.C.A.
  4. Antagonistas del calcio
  5. Bloqueadores alfa adrenérgicos
  6. Antagonistas del receptor de angiotensina II

Las medidas no farmacológicas se deben emplear en todos los casos. Sólo los pacientes de riesgo alto o muy alto requieren inicio inmediato de terapia con medicamentos. Los demás grupos de riesgo pueden ser observados por períodos variables de 3 a 12 meses, evaluando el resultado de la terapia no farmacológica previo a decidir el uso de los fármacos mencionados.