Vive la vida sin estrés

estres

Todas las personas en algún momento de nuestra vida hemos sentido estrés o ansiedad. Todos nos enfrentamos en la vida a problemas y obstáculos frente a los cuales nos quedamos a veces paralizados, es como si nos invadiera una convicción de que ese problema no se puede solucionar.

Actualmente el estrés es el segundo problema de salud en Europa y a esto hay que añadir el escalofriante dato de que la medicación más recetada en España son los ansiolíticos.

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

Se produce estrés cuando percibes que las demandas del medio (lo que se te pide), son mayores que los recursos de que dispones (lo que puedo hacer). No es lo que pasa lo que nos afecta, nos afecta la forma en que respondemos a lo que pasa.

Además el estrés es una emoción, y una emoción es una respuesta rápida, instintiva ante la interpretación que hacemos de una situación.

El estrés aparece cuando sentimos un peligro y nos da la fuerza para escapar o atacar, exactamente igual que cuando vemos por un camino una serpiente e instintivamente decidimos salir corriendo o coger un palo e intentar matarla.

Lo que tenemos que tener claro es que el estrés es inofensivo, aunque a veces nos resulte muy desagradable. El estrés nos sirve para ponernos en acción o huir ante una situación que nos resulta desagradable.

ASPECTOS EN LOS QUE INFLUYE EL ESTRÉS

El estrés genera una serie de problemas que influyen a nivel físico, emocional y laboral. Muchas veces encontramos que las causas de una dolencia física, como el colon irritable, se deba a un estado de estrés continuo, por lo que si el médico que le atiende le entrenara a controlar el estrés no necesitaría medicarse para ello y lo que es peor, no se convertiría en una dolencia crónica.

Algunos de los problemas derivados del estrés o la ansiedad son los siguientes:

estresantes

COMO MANEJAR EL ESTRÉS

Para mejorar los aspectos físicos podemos ir introduciendo:

  • Alimentación saludable. Llena de nutrientes, con una dieta mediterránea y algún día sin comer proteína animal.
  • Evitar consumo de alcohol, de cafés o colas y sobre todo de drogas.
  • Hacer ejercicio.
  • Meditación o mindfulness, autohipnosis, ejercicios de respiración o de relajación.

Aquellos aspectos que mejoran nuestro nivel de estrés en el plano emocional son:

  • Asume responsabilidades: actúa, lleva a la acción lo que te esté estresando.
  • Tolera la ambigüedad y sé flexible. Vive la incertidumbre como una oportunidad. Acéptala  sin miedo y actúa con responsabilidad.
  • Pon límites: es importante saber hasta dónde puedes llegar y qué quieres hacer, a partir de ahí di no.
  • Aceptar el pasado porque no lo puedes cambiar.
  • Visionar el futuro con expectativas realistas.
  • Vivir cada instante al 100%.
  • Celebrar los éxitos.
  • Aceptación, aceptación y más aceptación.

Vive sin estrés. Siéntete libre!!!

  • El estrés y la ansiedad es algo desagradable, pero no es peligrosa.
  • Es una emoción que tiene su función y su utilidad.
  • No se cura, se aprende a manejar.
  • Con la medicación para controlar la ansiedad no vas al origen del problema ni aprendes habilidades para controlarla.
  • Hay distintas situaciones que generan estrés, incluso positivas como una boda. Acepta esa situación y aprende a manejarla.
  • Lleva una vida sana para mejorar tu nivel de estrés. Cuídate y mímate.
  • Recibe tus emociones como vienen y empieza a cambiar hábitos de comportamiento que te hagan sentir más seguro y tranquilo.
  • Un pequeño cambio puede tener un efecto grande.
  • Toma conciencia que es mejor ponerte en manos de un profesional, que te pueda ayudar a vivir la vida desde una perspectiva más tranquila.

Por Sonia Navajo