HISTORIA DE AMISTADES Y DE TRAICIONES

Quisiera comentar un hecho que se da mucho entre la humanidad, y sobretodo en el trato diario entre personas y son «HISTORIAS DE AMISTADES Y TRAICIONES»


LA TRAICIÓN

La traición es una de las acciones más destructivas en las relaciones humanas.

Es una grave falta que se comete violando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener hacia otra persona, es ofender y agraviar deslealmente a la amistad, al amor o a la sinceridad.

Nos sentimos traicionados cuando se atenta contra nuestros principios o la confianza depositada, o cuando surge la deslealtad, la infidelidad o nos mienten o engañan.

Ante la traición dejamos de creer en la o las personas que nos traicionan. Nos sentimos burlados, defraudados y es muy difícil recuperar la fe de nuevo en quienes nos hayan traicionado.


La traición produce, en los traicionados, ira y rabia en los primeros momentos.

Genera de inmediato el deseo de agresión al traidor.

Luego, surge el rencor y el odio y las ganas de venganza.


Al mismo tiempo trae consigo un enorme dolor, la pérdida de la confianza en la pareja, el compañero, el amigo o la entidad en quien hayamos depositado nuestra fe o esperanza.

También, provoca pérdida de autoestima, sentimientos de minusvalía, humillación e impotencia, lo cual puede incitar la depresión.

El ser humano busca la justicia y cuando no la ve satisfecha se frustra.

Por su parte, el traidor pierde la amistad y el amor de sus cercanos o el respaldo de su comunidad.

Su remordimiento o el hecho de irse quedando solo, dado que poco a poco va siendo descubierto como lo que es, lo lleva a una vida muy vacía, a pesar de la riqueza que haya obtenido por sus actos.

Ante la traición la única cura que tenemos es hacerle ver al traidor que conocemos lo que hizo y expresarle nuestro perdón.

Y si fue el amor, la amistad, la fidelidad o la lealtad de un ser querido lo que fue vendido, debemos superar nuestra rabia, enterrar figurativamente la traición, hacer nuestro duelo, aprender de la experiencia y seguir hacia delante intentando siempre vivir espiritualmente, es decir siendo consciente, amando y obrando apropiadamente.


LA AMISTAD

La amistad es un sentimiento positivo entre dos personas que se inicia a través de una simpatía y estimación mutua.

Es considerada uno de los nexos más gratificantes y enriquecedores que puede tener el ser humano a lo largo de su vida.

No es casual que exista un dicho que dice que tener un amigo es tener un tesoro.

Muchas investigaciones han demostrado que, además del amor y el dinero, el factor que más se relaciona con la felicidad es la amistad .

Para muchos, los amigos son más que eso: son la prolongación de la familia.

En la mayoría de los casos, el amor que se cultiva en este tipo de relaciones llega a ser tan importante como el de un hermano.

Sin embargo, lo difícil no es hacer amigos, sino mantenerlos y que el vínculo se fortalezca en el tiempo.

Con los años, la amistad crece a través de la convivencia, los intereses en común, las preocupaciones, alegrías, triunfos y la seguridad de contar con un apoyo incondicional.

Si eres de las que mantiene el contacto con sus antiguos compañeros de juventud , entonces puedes sentirte afortunada, aquí te damos unos tips para mantener esa amistad siempre viva.


1.- Compartir. El tiempo es uno de los elementos fundamentales para mantener una amistad. Por más ocupada que tengas la agenda, guarda siempre tiempo para salir con tus amigos; seguramente, vas a disfrutar el doble si tienes su compañía. Y si no puedes verlos personalmente, encuentra, a través de los llamados, los chats o Skype, la posibilidad de estar en contacto.

2.- Comunicación. La comunicación es uno de los factores más importantes y es la mejor forma de prevenir malos entendidos y problemas. La mejor comunicación es la que no hay que planificar, sino que surge de forma espontánea y transparente. Cuando tengas algún problema acude a tus amigos, siempre va a ser gratificante tener alguien que te escuche y te dé una opinión honesta.

3.- Sinceridad. La pedagoga Raquel Rodríguez asegura que algo fundamental entre amigos es la sinceridad. Decir siempre la verdad, por amarga o desagradable que sea, ayuda a mantenerse unidos y a enmendar los errores. La capacidad que desarrollen para entenderse y decir las cosas que quizás el otro no quisiera escuchar es muy importante para que la relación perdure en el tiempo.

4.- Empatía. La capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender sus sentimientos es un gran símbolo de amistad.