PROBLEMAS DE AUTO IMAGEN Y LAS MODAS

La imagen que tenemos de nosotros mismos es fundamental para definir cómo nos encaminaremos en la vida. Pero, de un modo general, nuestra auto-imagen la forma el mundo exterior, o sea, pasamos a definir quiénes somos a partir de la impresión que las demás personas nos transmiten, o de los ideales que la sociedad os impone.

Tenemos un problema al nivel del pensamiento y es que a mi punto de vista no somos “intelgientes” y distamos mucho de ser “equilibrados” en nuestro juicio y valoración de las cosas

Actuamos por “modas” “costumbres” o “placer” y no nos damos cuenta el enorme problema que sufrimos al no percibir la realidad como tal, ¡queremos vivir nuestra realidad! a nuestra manera como a nosotros nos apetece , obviando los problemas que generamos al nivel social y personal.

Y eso es un problema de auto imagen que tiene que ver con el amor propio, ¡se ve que no nos amamos lo suificientes como para pensar sensatamente y equilibradamente!

Un ejemplo bastante común es el de las personas que sufren anorexia, Boulimia y vigorexia.

Es una distorsion de la imagen personal que, pese a tener un cuerpo delgado, u obeso, al ingresar en una terapia y ser solicitadas para dibujar su propio cuerpo, estas personas por lo regular dibujan un cuerpo obeso, o en el caso de la vigorexia, se ven a sí mismos “delgados”.

Es la forma más dramática que puede alcanzar la incapacidad del ser humano para percibirse a sí mismo de forma verdadera.

Se perciben a si mismos como mosntruosos, y esta es una muestra que nuestra sociedad esta ¡enferma! de prejuicios, de canones de belleza, de modas, de excesos, de trastornos de la personalidad, hasta tal punto de borrar nuestra identidad.

Pero hablemos de la vigorexia que es la anorexia al revés, lo opuesto a ella.

Es una adicción muy silenciosa, que al principio es prácticamente imperceptible, por el adicto y por su entorno familiar.

Esta adicción, poco a poco, se está posicionando muy fuertemente en el mercado consumista, dado que la industria que la maneja, es la única que obtiene grandes beneficios y no su consumidor.

La vigorexia o la moda de las “gordibuenas” es una adicción que al principio, casi no se ven ni se notan sus signos externos.

Los padres deben estar muy alertas, si observan en sus hijos algún signo precoz de esta adicción.

El problema más grave para la eliminación de la adicción de la vigorexia es la negación de que existe.

Para las gordibuenas y los fofisanos perder barriga, peso y lucir una figura esplendida es mucho más que un problema de imagen, ¡ es un problema de salud!, es un síntoma de una sociedad complaciente que toma decisiones equivocadas sobre su cuerpo y su salud, es una peligrosa amenaza y después intenta justificarlas como algo normal e incluso bueno, de moda y deseable. 

Hoy, el 39% de la población mundial tiene sobrepeso. La principal causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares, que están provocadas directamente por el estilo de vida sedentario y una nutrición desequilibrada.

Aunque hayan surgido como una nueva moda o tendencia respecto a la apariencia física, las gordibuenas y los fofisanos, en el fondo son una versión desmejorada de la mujer y el hombre que evidencia el descuido en cuanto a los hábitos saludables como la nutrición equilibrada y ejercicio físico; aparece la barriga cervecera, los músculos y la piel empiezan a aflojarse, las toxinas van almacenándose y la grasa asoma en forma de michelines en las caderas y barriga, evidenciando aún más el paso del tiempo; no es una situación que te haga sentir orgulloso, en absoluto.

Al estilo de vida de los fofisanos y de las gordibuenas se les asocia la dieta capicúa que consiste en desayunar y cenar lo mismo, por descontado una bomba de proteínas y energía, comer en exceso es muy perjudicial, si se ingiere una gran cantidad de alimentos, el organismo acumula colesterol en los vasos sanguíneos, incluyendo los del cerebro también; si ingerimos grandes cantidades de azúcar, más toxinas y exceso de peso acumularemos y menos nutrientes útiles aprovechará nuestro organismo.

Fofisanos gordibuenas Purify zrii eliminar toxinas body wrap

Ejemplo de una dieta capicúa atribuída al fofisano (fuente fofisano.com)

Las toxinas matan, sea lenta o rápidamente, con los años afectarán seguro a nuestra salud, así como la mala alimentación como las salsas de tomate enlatada con el jarabe de maíz de alta fructosa, fuentes ocultas de azúcar que contribuyen silenciosamente al aumento de las tasas de obesidad, diabetes, enfermedades coronarias y caries dental;  la bomba azucarada de los refrescos no hace tampoco ningún favor a la salud ni a su cintura y puede desatar el caos en su piel, en sus hormonas, en sus niveles de ansiedad y en sus niveles de azúcar en la sangre; consumir grasas trans (o aceites hidrogenados saturados), están tan procesados que aumentan el riesgo de tener colesterol malo, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares; las patatas fritas son responsables de más o menos mil tipos de cáncer cada año en Norteamérica, el mayor riesgo  viene de la acrilamida, carcinógeno creado durante el proceso de freír a altas temperaturas, etc, etc.

fofisanos gordibuenas purify zrii eliminar toxinas body wrap

 Famosos considerados fofisanos

Hollywood no sólo dirige largometrajes; sino que influye en los estereotipos, en la moda y en los cánones de belleza actuales.

En este caso, nos deja ver a un Dicaprio salvado del hundimiento del Titanic porque ya tiene flotador.

Resultado de imagen de di caprio gordo

A un Ben Affleck que no hubiera despegado para atacar la bahía de Pearl Harbour por exceso de “equipaje”.

A un Vin Diesel que puede protagonizar “The fast & the Fofy”.

Ya está.

La nueva tendencia está en el aire y se conoce como “Dad Bod” o “fofisano”.

Y… ¿ellas? Ellas son “gordibuenas”.

Nombres como Kim Kardashian, Kate Winslet o Beyoncé Knowles representan a este colectivo.

fofisanos gordibuenas body wrap it works purify zrii

Marilyn Monroe estaría orgullosa de que chicas como ella desbanquen a modelos con pesos que oscilan entre la desnutrición y la frase “desfila dos veces que no te he visto”.

Hasta aquí bien, el problema es que no entendemos de términos medios, que entre el negro y el blanco se encuentra el gris perla y el gris marengo.

Es decir, cuando se pone de moda una tendencia se lleva hasta el final, no hay límites.

Si se pone de moda la delgadez, queremos prácticamente desaparecer del mapa, y si por el contrario se pone de moda “el michelín”, hay competiciones de barriga en los programas de la sobremesa.

Por supuesto, a mayor circunferencia mayor es el entusiasmo del público.

Mucho mejor los papis que disfrutan de la cerveza y las grasazas saturadas presumiendo de barriga en la Costa del Sol que los que dedican un mínimo de tiempo a cuidar su alimentación y realizan ejercicio de forma habitual.

Se consigue con la dieta capicúa, la pautan los “mejores” bloggers y consiste en desayunar y cenar huevos fritos, y entre medias, tomar alimentos más calóricos aún.

Que la felicidad es no privarse, oiga.

Señoras y señores, nos estamos dejando algo por el camino.

fofisanos gordibuenas body wrap it works purify zrii

¡Se nos olvida la salud!

No es de carácter obligado lucir un cuerpo fitness, pero no podemos decir que tener barriga cervecera o faldas de la talla 54 en el armario sea una muestra de vida saludable.

Una buena alimentación no hace excluyente unas cañas los viernes o cenita y dos copas el sábado, pero debe ser la excepción a una semana en la que nuestra alimentación sea la adecuada y se realice actividad física de forma moderada.

Le pese a quien le pese; nutrición, deporte y salud van de la mano siempre.