LA PAZ NACIDO DE UN CORAZON NOBLE

LA PAZ NACE DEL CORZON DE DIOS…

El amor y la verdad se han encontrado, la justicia y la paz se abrazan. SALMOS 85:10
Y debe FLUIR de nuestros CORAZONES hacia TODA LA HUMANIDAD porque este es él DESEO DEL CREADOR.
En un MUNDO DE AGITACIÓN SOCIAL, POLITICA y FAMILIAR tenemos que procurar TENER PAZ.
  • Paz en nuestros CORAZONES
  • Paz en nuestras TORMENTAS MENTALES
Porque no hay MAYOR DICHA que VIVIR EN ARMONIA con DIOS y con NUESTROS PROJIMOS
Y solo la CERCANIA CON LA VERDAD y EL ESPIRITU DEL AMOR DE DIOS nos puede PROPORCIONAR PAZ
HUYENDO DE LA CONTIENDA Y LA GUERRA
Asi que PROCUREMOS SIEMPRE en cuanto sea POSIBLE mantener nuestras VIDAS en PAZ y ARMONÍA unos con OTROS.
Busquemos LA PAZ y PRACTIQUEMOSLA
Y la paz de Dios, que desborda toda inteligencia, guardará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. FILIPENSES 4:7
UN SALUDO DE LUZ, PAZ y MUCHO AMOR POR DAR

POR MI CULPA…..POR MI CULPA…..POR MI CULPA

COMO MANEJAR LA CULPA…

El sentimiento de culpa es una faceta de la vida diaria que suele presentarse en muchas personas ante una situación o evento específico.

Sin embargo no todo es NEGATIVO en la CULPA

En realidad, tiene dos caras: un anverso amable, que a veces suele hacer a las personas asertivas que se responsabilizan de sus actos; y un reverso negativo, que paraliza e impide el crecimiento y el de los demás.


Manejar la culpa implica tomar las riendas de la vida, reconocer errores propios para aprender de ellos, y dejar que los demás puedan hacer lo mismo.


La culpa siempre pesa, ésta es la razón principal por la cual siempre se desea liberar de ella.

Muchas veces cuando las personas se sienten culpables, se les nota una especie de peso que afecta moralmente, emocionalmente y corporalmente a la vez.


Se trata de un peso que algunas personas cargan siempre sobre sus espaldas, ya que muchas veces viven adjudicándose las culpas de todo lo que ocurre a su alrededor; otras personas, en cambio, tratan de cargarlo sobre los demás, buscando culpables fuera o bien utilizando la culpa como una forma de chantaje emocional.


Pero tanto la culpa que se carga sobre hombros propios, como la que transfieren los demás, puede tener efectos perjudiciales para la salud, bienestar y relaciones.

De ahí que la culpa se presente a veces como una de las emociones más dañinas y destructivas que existen provocando el impedimento para pensar con claridad y planear las mejores soluciones a ejecutar en el futuro.

No obstante, la culpa es algo que puedes crear y sentirlo con facilidad en cualquier circunstancia, motivo por el cual es necesaria la precaución y la habilidad para enfrentar conflictos desde sencillos hasta aquellos de mayor complejidad.


Como todas las emociones, la culpa no es buena o mala en sí misma: todo depende de cómo se le afronte, muchas veces puede resultar perjudicial no es el hecho de sentir la culpa, sino la manera de vivirla e interpretarla.


Por este motivo, se debe de liberar de las formas inadecuadas de afrontarla más que de la culpa en sí.


Nuestro comportamiento se basa en una serie de normas que hemos interiorizado desde la infancia ya sea porque nos las han enseñado (familia, escuela, religión) o porque las hemos hecho nuestras a base de verlas a lo largo de nuestra vida (hay que obedecer sin rechistar, el trabajo es lo primero).


Muchas de nuestras normas internas a menudo suelen ser bastante rígidas o exageradas y a pesar de que ya no nos sirven las seguimos manteniendo en lugar de modificarlas.

La culpa viene, por tanto, cuando somos incoherentes con nosotros mismos, cuando nos alejamos de los valores que rigen nuestra vida.

Mirando hacia atrás en el tiempo todos reconocemos haber hecho algo de lo que sentirnos culpables, pero en ese momento de nuestra vida actuamos con los conocimientos, herramientas y capacidades que teníamos.

No podemos juzgar una acción del pasado con lo que ya sabemos en el presente.

Además, el hecho de estar siempre mirando hacia atrás reprochándonos algo no trae nada positivo, más bien al contrario, porque nos sume en la pasividad, nos deja a merced de otras personas o situaciones y nos dificulta responsabilizarnos de nuestra propia vida.

En las ocasiones en que los sentimientos de culpa son muy intensos pueden incluso provocar síntomas físicos como sensación de presión en el pecho, dolor de cabeza, dolor de estómago y tensión en cuello y hombros.

Además, hay que sumar los síntomas emocionales como son la agresividad hacia uno mismo en forma de reproches, crítica excesiva y desvalorización personal.

Las personas más proclives a experimentar sentimientos de culpa constantes tienen un patrón de pensamiento:

  • Polarizado: no existe término medio (las cosas son buenas o malas).
  • Rígido: normas estrictas que han de cumplirse siempre y bajo cualquier circunstancia, sin excepción.
  • Perfeccionista: alto nivel de exigencia en todo lo que se hace.
  • Negativo: se da más importancia a lo negativo sin tener en cuenta los aspectos positivos de las situaciones.

Las personas manifiestan la culpa de diversas formas:

  • Hay quien se siente culpable por todo lo que sucede, incluso si no es responsabilidad suya.
  • Hay quienes eluden su responsabilidad individual y le echan la culpa de todo a los demás.
  • Los hay que piensan que la culpa es de las circunstancias y por tanto nadie es responsable.

Cualquiera de estas tres formas de reaccionar es igualmente negativa, ya que no permite que asumamos la responsabilidad que nos corresponde o, por el contrario, la exagera.


En muchas ocasiones es normal vernos atrapados por la culpa por haber actuado de forma contraria a nuestros valores o por haber causado un daño real en otra persona, pero el problema no es sentir la culpa, sino en cómo manejamos estos sentimientos para que salga lo positivo de la situación.


Para ello podemos:

  • Adoptar una postura más flexible, dejando de lado el pensamiento rígido y polarizado. Hay que tener en cuenta que en la vida se dan multitud de situaciones que hacen necesario “romper las normas” para adecuarnos a las circunstancias del momento.
  • Asumir la responsabilidad que nos corresponde sin ir más allá. (p.ej.: una madre trabajadora se siente culpable porque su hijo ha sufrido una caída en la guardería y ella no estaba a su lado. Hay que entender que los accidentes, como tales, no son previsibles y que ella tiene que trabajar para mantener su casa.)
  • Subsanar el error: todos cometemos errores alguna vez y si ha habido alguno por nuestra parte, lo adecuado es tratar de corregirlo (p.ejem: pedir perdón a la persona dañada) y aprender de la experiencia para situaciones futuras, no sumirnos en el inmovilismo y la pena sin buscar soluciones.
  • No tratar de complacer siempre a todo el mundo. Vivir nuestra propia vida asumiendo las responsabilidades que nos corresponden, pero sin someternos a voluntades ajenas ni chantajes emocionales.

 

 

EL CHANTAJE EMOCIONAL

¿Quien de nosotros no a usado de tecnicas chantajistas para obtener lo que queremos?

 


Amigos, familiares, parejas, … Todos pueden llegar a chantajearnos… Todos pueden tratar de manipularnos para convertirnos en una persona que obedezca a sus deseos…


Unos serán muy sutiles, otros más descarados, unas veces nos daremos cuenta de las pretensiones malvadas de los demás y en otras ocasiones caeremos en sus redes sin darnos cuenta…

Y pensarás que esa persona chantajista es alguien muy seguro de sí mismo… Nada más lejos de la realidad: SON PERSONAS INSEGURAS, DÉBILES, QUE NECESITAN RECURRIR A ESTA TÁCTICA PARA PODER CONSEGUIR SUS OBJETIVOS, YA QUE, DE UNA MANERA SANA, NO SON CAPACES DE LOGRARLO…

 

Señales que nos pueden indicar que estamos delante de un posible chantajista:

 

1-    Suelen cambiar de tema de conversación continuamente, utilizan diferentes estrategias y tratan de confundir a la víctima hasta que dan con su punto débil. Por todo esto, hablar con estas personas es bastante estresante.

 

2-    Alardean mucho de la vida que llevan, de los bienes que poseen. Pretender quedar siempre por encima y buscan ser personas admiradas. Por esto mismo, muy fácilmente alguien con baja autoestima cae en sus redes…

 

3-    Las emociones en estos casos cobran mucha importancia. Si estamos frente a una persona chantajista, muy probablemente nos sentiremos incómodos, indecisos, puede hasta que frustrados… Y es que una parte de nuestra mente se da cuenta de que algo no funciona, aunque puede que nuestros propios miedos invaliden la razón y caigamos en las redes de la manipulación.

 

4-    Las personas chantajistas no suelen admitir consejos, más bien les molesta bastante ya que lo ven como una especie de insulto a su inteligencia.

 

5-    Buscan anular la opinión del otro, sólo ellos tienen la verdad absoluta.

 

6-    Tienen muchos cambios de humor: si consiguen lo que quieren están contentos y, en el caso contrario, se pueden transformar en segundos.

 

CÓMO ACTUAR ANTE CUATRO FORMAS DIFERENTES DE CHANTAJE:

 

1-    PRESIÓN, AMENAZA:

 

Manipulamos a la otra persona ejerciendo presión sobre ella y acotando su libertad: si no hace lo que se le pide, habrá un duro castigo, un enfado,… Así la víctima de este tipo de amenaza acaba sintiendo miedo y obedece a las órdenes…

¿CÓMO PODEMOS DEFENDERNOS ANTE UN ATAQUE ASÍ?

Hazle ver a la persona chantajista que no te infunde miedo, así desmontarás su arma.

Es muy típico en las parejas usar esta táctica: “Como vuelvas a actuar así, te dejo”. Ante un hecho como este podemos responder: “Soy libre para actuar como quiera, siempre que te respete. “Si hacer o decir esto o aquello hace que me dejes, no puedo hacer nada para evitarlo”. Hazle ver a esa persona chantajista que si se cumpliera su amenaza o castigo, eres capaz de superarlo y que no por ello van a cambiar tus pensamientos, acciones,…


2-    CONFUNDIR:

Al utilizar esta táctica, el chantajista tratará de deformar la realidad de las situaciones hasta situarse en el papel de “víctima” y buscará tener la razón, …

Sabe tus puntos débiles y los utilizará sin dudarlo… Su objetivo será tratar de crear una especie de dependencia y, sólo el que chantajea, será poseedor de la más absoluta verdad…

¿CÓMO DETENER ESTE TIPO DE CONDUCTAS?

Debes dejarle muy claro que tienes derecho a ver la realidad desde una posición diferente y que también te pertenece el poder de tomar tus propias decisiones, te equivoques o no.

Aunque la persona chantajista te haga ver que estás cometiendo un error debes comunicarle que no te importa cometer fallos, que prefieres equivocarte al tomar tus propias decisiones antes que vivir privado de libertad para tomar tus elecciones personales.


3-    CULPABILIDAD:

En este caso, la persona chantajista tratará de crear un sentimiento de culpa en la víctima… Le hará ver que, si no obedece sus órdenes, es mala persona: “Si no haces esto es porque no me quieres”, “Si me abandonas, no lo podré soportar y haré una locura”, “Así me pagas todo lo que yo he hecho por ti”, “Pensé que eras buena persona, me has defraudado”…

¿CÓMO TERMINAR CON ESTE TIPO DE MANIPULACIÓN?

Hazle entender a la persona que trata de chantajearte que cada uno es responsable de sus actos, que no te crees culpable de las consecuencias que pueda tener el hecho de no acatar sus órdenes…

Antes hemos citado una frase muy peligrosa y delicada: “Si me dejas, no lo podré soportar y haré una locura”. En este caso no sentir culpa se torna en algo muy complicado, pero la realidad es que cada persona es dueña de su vida. No podemos estar aferrados a alguien por pena, ni por culpa, porque, al final, la víctima sería la persona manipulada.


4-    PROMESAS, REGALOS:

Esta es una de las formas de chantaje más complicada de salir a la luz: se premia con algo muy valioso, llamativo o deseado si accedemos a las peticiones de la persona que ejerce el chantaje.

Esta conducta es muy típica en los padres: “Si estudias y apruebas te compro la moto”,… En este caso, “el chantaje”, es positivo porque la conducta que los padres buscan para su hijo es deseable, buena.

Pero hay casos en los que esto no es precisamente lo que sucede, por ejemplo: cuando tratamos de “comprar” a la persona amada, en muchos casos de abuso infantil, cuando recordamos los regalos o las cosas que le hemos pagado a nuestra pareja…

Este tipo de conductas, sobre todo son evidentes,  si la víctima pasa por una situación de necesidad, de apuro económico, etc. Y es que, los humanos, razonamos al 50% cuando nos encontramos en una situación desesperada…

¿Y CÓMO NO CEDER?

Cuando tenemos un detalle con alguna persona de nuestro alrededor, lo hacemos porque queremos. Cada uno es libre de regalar o pagar lo que buenamente quiera o pueda y no por ello, la persona agasajada, está obligada a pagar o devolver ese favor.

Es importante promover la igualdad en una relación interpersonal: es un dar y recibir recíproco. En el momento en el que alguno de los dos se sitúa en otra posición corremos el riesgo de que se encienda la alarma del chantaje…

Todos podemos pasar por una situación complicada sea del origen que sea y todos podemos brindar nuestra ayuda en casos así. Pero si la persona que ayuda quiere quedar como salvador, héroe y deja a la víctima en una posición inferior, utilizando esta situación de desventaja, estamos entrando claramente en una relación de manipulación.

 

“NADIE ES MÁS QUE TÚ, NADIE ES MENOS QUE TÚ”

HISTORIAS DE CONFIANZA Y DESCONFIANZA

Es triste DESCONFIAR porque uno corre el riesgo de quedarse solo y de encerrarse cada vez más en sus sospechas.

La DESCONFIANZA provoca que pensemos mal de los demás, y simplemente con una frase, una mirada, un malentendido, una confusión, provocan un cúmulo de ideas y de pensamientos que no siempre son buenos ni adecuados.


Las personas DESCONFIADAS están constantemente preocupadas por dudas no justificadas acerca de la lealtad o fidelidad de sus parejas o de sus amigos o de sus vecinos, que son minuciosamente analizados en busca de pruebas de intenciones hostiles.


La DESCONFIANZA es como un germen muy difícil de sacar, una especie de virus que puedes controlar, pero no acabar con él, siempre quedarán restos, fantasmas.

Podemos DESCONFIAR DE nuestra pareja, nuestros amigos, nuestros jefes, nuestros familiares, nuestros hijos, ¡DE NOSOTROS MISMOS!

La desconfianza no se da por el hecho de ser INFIEL o TRAICIONERO o FALSO e HIPÓCRITA, sino por QUERER NEGAR VERDADES OBVIAS o por TRATAR DE CONVENCERNOS DE ALGO QUE PARA NOSOTROS ES, EVIDENTEMENTE, UNA MENTIRA.


 

SOSPECHAS Y SOSPECHOSOS

Yo no sé si Simón realmente tiene (o tuvo) algo con Patty , pero el hecho de que no me lo haya aclarado bien y que más encima me haya cambiado de tema, me hace dudar de él y de sus intenciones.

Humm…¡SOSPECHOSOS!


La DESCONFIANZA no se limita al ámbito de las RELACIONES AMOROSAS, también puedo desconfiar de una AMIGA que pasa diciéndome lo lindo y regio que estoy cuando es obvio que tengo años y algunos kilos de más, unas tremendas ojeras por no haber dormido bien.

Es, en el fondo, cuando una careta se vuelve tan evidente que deja ver lo que hay detrás, cuando se deja en evidencia SEGUNDAS INTENCIONES.

Cuando llega la DESCONFIANZA, no hay nada que se pueda hacer para EXTIRPARLA.

Se instala en nuestras CABEZAS PARA SIEMPRE, como una especie de Pepe Grillo, pero que permanentemente se está cuestionando todo a su alrededor: ¿sólo se estaba tomando un café con Patty? ¿y si era algo más?

Pero esa amiga tuya que te dijo que te iba a apoyar y después no apareció ¿será que en realidad no es tu amiga? ¿no te quiere? O peor ¿te querrá hacer daño?

Aprender a vivir con la DESCONFIANZA es aprender a convivir con esa vocecita interior que siempre te estará haciendo preguntas y poniendo en evidencia lo Tonto Que Eres Al Confiar En La Gente.

Y de verdad es TRISTE APRENDER A VIVIR ASI

Pero también significa APRENDER A CONTROLARLA, a no dejar que esa voz te CONVENZA y a ENFRENTARLA PERMANENTEMENTE CON TU RAZÓN.

 

Para ello tenemos que ser sensatos y no basarnos en PRESUPOSICIONES ni en SOSPECHAS INFUNDADAS porque entonces empezaremos a sospechar de TODO EL MUNDO A NUESTRO ALREDEDOR

No es fácil y no siempre ganamos, pero hay que dar la batalla hasta el final.

Porque este estilo de PENSAMIENTO se caracteriza por COLOCAR TODO LO MALO EN EL MUNDO EXTERIOR, o sea PROYECTAMOS nuestras frustraciones hacia fuera, mientras el sujeto se percibe a sí mismo como DEPOSITARIO DE LO BUENO.


TODO LO QUE SE PROYECTA DE MANERA PERSISTENTE HACIA EL AFUERA ES PERCIBIDO COMO SUCIO O DESINTEGRADO.


Estas REPRESENTACIONES PROYECTADAS hacia el mundo EXTERNO retornan a su vez como PRESENCIAS PERSECUTORIAS QUE AMENAZAN LA INTEGRACIÓN, de por sí frágil, de este sujeto escindido.


He aquí, en pocas palabras, la esencia de la VIVENCIA PSICÓTICA, que nace de la IMPOSIBILIDAD de construir con los demás una RELACIÓN DE RECÍPROCA CONFIANZA QUE PERMITA LOS INTERCAMBIOS AFECTIVOS.


En realidad, no es un PROBLEMA DE AFUERA, sino de ADENTRO NUESTRO.

“Todos los curas, pedófilos. Los banqueros, usureros (y ahora último abusadores). Los empresarios, chupasangre. Los políticos, demagogos, busca votos y populistas. Los ambientalistas, violentistas. Los mapuches, terroristas. Los profesores, mediocres. Los peruanos, quita-puestos-de-trabajo. Los carabineros, represores … ¡complete usted  la lista!”


El problema ES NUESTRA MALA MANERA DE PENSAR y de SOPSECHAR DE TODA LA GENTE COMO MALA producido obviamente por una HERIDA INTERNA que ha generado DESCONFIANZA.

Ahora bien, el tener CONFIANZA en una persona supone SUSPENDER CUALQUIER ATISBO DE INCERTIDUMBRE SOBRE SU CONDUCTA, de modo que la EXPECTATIVA sobre su COMPORTAMIENTO FUTURO ES QUE VA A SER SIEMPRE FAVORABLE a unas prioridades e intereses compartidos entre ambos.

La DESCONFIANZA, por su parte, encarna esa sensación de ANSIEDAD que genera la falta de CREDIBILIDAD en la otra persona, junto con las demostraciones (en forma de comportamientos concretos, comentarios, etc.) de esa ausencia de CONFIANZA.

La CONFIANZA GENUINA entre personas representa el valor más propicio para un tipo de RELACIÓN PERSONAL y es el RESULTADO de MÚLTIPLES INTERACCIONES, EXPERIENCIAS Y CONVERSACIONES que van CONFORMANDO la credibilidad del uno para el otro.

Cuando la confianza llega POR LA FUERZA DE ESTAS INTERACCIONES podemos hablar de una CONFIANZA MÁS PROFUNDA, resultado de una EVIDENCIA que consigue aplacar CUALQUIER ATISBO DE INCERTIDUMBRE O MIEDO SOBRE LA OTRA PERSONA.

La situación ideal es que las personas tengan una RELACIÓN RECÍPROCA DE CONFIANZA GENUINA BASADA EN EL CONOCIMIENTO DE CADA UNO DE ELLOS.

Cuando se produce una relación de CONFIANZA GENUINA RECÍPROCA aparecen una serie de VALORES COMO LA INTEGRIDAD, LA VERACIDAD, LA JUSTICIA O LA LEALTAD QUE MANTIENEN VIVA LA RELACIÓN.

Se es ÍNTEGRO, SINCERO, JUSTO Y LEAL DE MANERA MUTUA porque, POR CONVICCIÓN, hay que actuar así.


EL VÍNCULO VA MUCHO MÁS ALLÁ DE LOS INTERESES INICIALES, PORQUE HAY UN FEELING CONSOLIDADO… Y SE NOTA.


Hay voluntad de crear algo más que una excusa PARA JUNTARSE, se busca COMPARTIR MÁS ALLÁ DE LO MERAMENTE PRAGMÁTICO.

Juntarnos en LA SALUD Y EN LA ENFERMEDAD, saber que lo VAMOS A PASAR BIEN, PERO QUE VENDRÁN MOMENTOS EN EL QUE LA COSA NO ESTARÁ PARA SONRISAS… y también en las DURAS CONFÍO EN QUE VAMOS A SALIR ADELANTE DE LA MEJOR FORMA POSIBLE.

Llegar a estados de confianza genuina y recíproca implica construir vínculos que vayan más allá de lo MERAMENTE SUPERFICIAL, una relación TRABAJADA.

Esto consiste en DARLE LA IMPORTANCIA QUE MERECE LA RELACIÓN que se tiene con las personas con las que se comparten PROYECTO DE VIDA, OBJETIVOS, INTIMIDAD, SENTIMIENTOS.

Más allá de la NECESIDAD QUE TODOS TENEMOS DE EXIGIR UN MÍNIMO de INTENCIONALIDAD para que así podamos alcanzar los OBJETIVOS QUE PERSEGUIMOS, hay una EXIGENCIA necesaria para que esos éxitos vengan acompañados de una experiencia personal satisfactoria: CUIDAR LAS RELACIONES PERSONALES QUE MANTENEMOS CON NUESTROS AMIGOS, PAREJA, FAMILIARES.

Este TRABAJO implica EMPATIZAR con las PREOCUPACIONES, DOLORES DE CABEZA Y OTROS ASUNTOS que les conciernen.

EMPATIZAR quiere decir que se quiere MOSTRAR A LA OTRA PARTE UNA INTENCIÓN DECIDIDA POR CONOCER SU ESTADO DE ÁNIMO, el estado en que se encuentran sus INQUIETUDES, SUS ALEGRÍAS Y SUS PENAS.

Empatizar implica ACTIVAR UNA INTERACCIÓN con el otro sobre temas que NUNCA SE HACEN PRESENTES, pero sí que se ENCUENTRAN EN LOS PENSAMIENTOS DE LA OTRA PARTE cuando está allí presente.

Terminando diremos que este TRABAJO DE CONFIANZA requiere un esfuerzo por ABRIR LAS PUERTAS y dejar entrar UNA INTIMIDAD QUE NO ACOSTUMBRAMOS A COMPARTIR CON CUALQUIERA.

Manifestar RINCONES OCULTOS EN LA ESFERA PERSONAL supone OFRECER INFORMACIÓN CONFIDENCIAL, atribuyendo a la otra persona EL CARÁCTER DE PERSONA CERCANA, PERSONA A LA QUE SE ESTÁ CONFIANDO LA INTIMIDAD, ALGO QUE SE COMPARTE CON MUY POCOS… esperando IMPLÍCITAMENTE UNA RECIPROCIDAD QUE PERMITA CONSTRUIR UNA RELACIÓN QUE VAYA MÁS ALLÁ DE LO ESTRICTAMENTE PRAGMÁTICO (Teoría filosófica según la cual el único medio de juzgar la verdad de una doctrina moral, social, religiosa o científica consiste en considerar sus efectos prácticos.).

 

VALGASE PUES LA REDUNDANCIA….

CANALIZANDO NUESTRAS EMOCIONES

He aprendido en la VIDA A NUNCA RENDIRME y a CANALIZAR LAS EMOCIONES

 Aunque a la verdad he pasado por muchos momentos malos en la vida TODAVÍA SIGO EN PIE, porque tengo dentro de mi un espíritu de LUCHA, y también he aprendido a CANALIZAR las emociones para que estas NO ME DAÑEN.

Y es de ese espíritu que os vengo a hablar, porque como siempre os digo las EMOCIONES son un punto clave en la vida.

Por ejemplo, una de las EMOCIONES BÁSICAS que todo el mundo tenemos es el ENOJO


EL ENOJO es una RESPUESTA EMOCIONAL y fisiológica ante la percepción de una amenaza: hacia nosotros mismos, nuestra propiedad, nuestros derechos, nuestros seres queridos o en general cualquier parte de nuestra identidad.


La reacción puede ir desde una LEVE IRRITACIÓN, HASTA LA IRA Y LA VIOLENCIA.

Como la definición señala, el enojo es una RESPUESTA.

¿Respuesta a qué? …………. Al MIEDO.  

El origen profundo del ENOJO es el MIEDO.

Miedo a que te descubran, miedo a que te hagan daño, miedo a que te…una gran variedades de miedos invaden nuestras vidas.

Por esa razón cuando veas a alguien ENOJADO, lo que realmente estás viendo es a alguien MUY ASUSTADO.

Si analizas tu enojo podrás descubrir a qué le tienes miedo…y resolverlo.

SENTIR ENOJO ES NORMAL Y ES ÚTIL. 

Nos motiva a defendernos y a protegernos.


CUANDO SE MANEJA CORRECTAMENTE, NOS EMPUJA A REALIZAR CAMBIOS POSITIVOS EN NUESTRA VIDA Y NOS AYUDA A AFRONTAR LAS SITUACIONES DE LA VIDA.


Y esto es importante entenderlo porque hace parte de la VALENTÍA que tenemos dentro de nosotros.

Un ejemplo, cuando entreno duro en el Gimnasio y no soy capaz de levantar mas peso en el gimnasio me ENOJO….

Eso me lleva a sacar TODA MI RABIA y canalizar toda mi ENERGIA hacia las MANCUERNAS y argggggggg a LEVANTAR MAS PESO

Así es, debemos de tratar de CANALIZAR

Pero cuando el ENOJO se vuelve CRÓNICO y no se maneja de forma correcta, OCASIONA EFECTOS NEGATIVOS EN NUESTRA SALUD FÍSICA, EMOCIONAL, MENTAL Y SOCIAL.


El enojo es DAÑINO cuando interfiere en nuestro buen funcionamiento afectando NEGATIVAMENTE LA SALUD, relaciones personales, trabajo y cualquier otro ámbito de nuestra vida.


Cuando el enojo se vuelve CRÓNICO, el sistema CARDIOVASCULAR SE DESGASTA.

Un exceso de CORTISOL en sangre genera un desbalance en la glucosa-insulina en sangre aumenta los niveles de colesterol, generando placas en las arterias y aumenta la presión sanguínea.

TODO ESTO ES LA ANTESALA DE UN PROBLEMA CARDIACO GRAVE.

En cuanto a DIGESTIÓN, el enojo aumenta la SECRECIÓN DE ÁCIDO EN EL ESTÓMAGO, causando DOLOR, GASTRITIS, REFLUJO, NÁUSEAS Y AUMENTANDO EL RIESGO DE LA FORMACIÓN DE ÚLCERAS.

Además, como se disminuye el FLUJO SANGUÍNEO HACIA LOS INTESTINOS durante el MECANISMO DE HUIDA O PELEA, se afecta el RITMO DE LAS CONTRACCIONES DEL INTESTINO, generando problemas para evacuar que se manifiestan o con estreñimiento o con diarrea.

LA TENSIÓN MUSCULAR CRÓNICA GENERA DOLOR, INCOMODIDAD Y PUEDE DESENCADENAR MIGRAÑAS E INSOMNIO.

ESTAR ENOJADO GENERA CANSANCIO. 

ESA CONTANTE TENSIÓN, ESTADO DE ALERTA, ENERGÍA…GENERA FATIGA CRÓNICA.

Un ciclo en el que estados de mucha energía son seguidos por estados de extremo cansancio.


EL ENOJO AFECTA LA RELACIÓN QUE TENEMOS CON NOSOTROS MISMOS Y CON LOS DEMÁS, GENERA RELACIONES CONFLICTIVAS Y PROBLEMAS EN TODOS LOS ÁMBITOS DE NUESTRA VIDA.


Nos podemos ENOJAR por simples malentendidos o porque NOS SENTIMOS AGREDIDOS EN NUESTRO EGO O EN NUESTRA ESTIMA, lo cual puede ir creando un POSO DE RABIA ACUMULADA QUE, SI NO APRENDEMOS A CANALIZAR DE FORMA CORRECTA Y LE DAMOS RIENDA SUELTA, TAL VEZ NOS ARREPINTAMOS A POSTERIORI DE LO QUE HEMOS HECHO O DICHO.

Por todo ello es muy importante aprender a CANALIZAR la ENERGIA de forma saludable…

Cuando la IRA se apodere de ti, intenta:

CALMARTE, controla tu respiración y no te muevas mucho, sobre todo la parte superior de tu cuerpo (manos y brazos) ya que así conseguirás no arrastrar más movimiento negativo.

PIENSA en relajar la tensión de tus manos y antebrazos dejándolos que cuelguen a los lados de tu cuerpo.

El principal objetivo es evitar IMPLOSIONAR, ya que eso perturbaría tu equilibrio interno y también no EXPLOSIONAR descargando sobre otros de FORMA BRUTAL.

MODULAR tu tono de voz, habla despacio y con un volumen bajo, al mismo tiempo mantén un contacto ocular directo procurando que no resulte ni DESAFIANTE NI RETADOR.

Yo mismo me doy cuenta en mí mismo que cuando me ENOJO mi tono de voz cambia de una voz suave a un TONO DESAFIANTE Y ENSORDECEDOR.

Es importante CONTROLAR EL LENGUAJE

TÓMATE TIEMPO y piensa en la emoción, pero cambiando el punto de mira, es decir, considera lo que es positivo en vez de fijarte solo en lo negativo, permitiendo así reducir su intensidad y ANALIZA

 


  • ¿VALE LA PENA CONFRONTARME?
  • ¿CONSEGUIRÉ ASÍ MI OBJETIVO?
  • ¿PUEDO CAMBIAR ALGO?

Si a estas 3 preguntas les sigue un SI como respuesta, entonces deja de ENCOLERIZARTE Y PASA A LA ACCIÓN.

Canaliza toda tu energía MANIFESTANDO de forma ASERTIVA y desde el YO, lo que PIENSAS, SIENTES Y NECESITAS, SIN OFENDER AL OTRO.

VERBALIZANDO DE ESTA MANERA, ayudarás a retomar el control de la situación.

Recuerda que ser ASERTIVO no significa ser AGRESIVO.

Distanciándonos del ENOJO, seremos capaces de dejarla enfriar y poco a poco irá bajando

Es importante también RELATIVIZAR las EMOCIONES, y para ello puede ayudarte DEJAR PASAR UN TIEMPO, CON EL FIN DE HABLARLO EN OTRO MOMENTO.

Así pues seremos capaces de enfriar las emociones para reaccionar de forma más reflexiva; RECUERDA QUE EN CALIENTE NUNCA SE HABLA CON SENSATEZ.


Somos Seres Sociales Que Tenemos Que Aprender A Relacionarlos Con Los Otros De Forma Positiva Y Responsable, Entendiendo La Responsabilidad Como La Capacidad De Hacernos Cargo De Las Consecuencias De Nuestros Propios Actos, Dejando De Buscar Culpables Por Nuestro Estado Emocional.


Ten en cuenta que a nadie le gusta relacionarse con personas llenas de ira que tratan mal y que parece que están enfadadas con el mundo.

Así que tal vez es hora de que empieces a barrer tus ENOJOS provocados por ATASCOS, FRUSTRACIONES TALES COMO PERDER AL AUTOBÚS Y CONTRARIEDADES TALES COMO PENSAR QUE ADEMÁS DE PERDER EL AUTOBÚS EMPIEZA A LLOVER.

En su lugar, RECONCÍLIATE CONTIGO MISMO desde el aprendizaje y consigue ARMONIZAR TU ENERGÍA NEGATIVA, sin ACTIVARLA, ALIMENTARLA o EVITARLA.

Ten en cuenta que si te acercas desde la SERENIDAD y la ASERTIVIDAD tendrás más PROBABILIDADES DE SUPERAR LOS OBSTÁCULOS QUE SI RESPONDES DESDE LA IRA DESENFRENADA.

LA BASURA EMOCIONAL

LAS EMOCIONES TÓXICAS “BASURA EMOCIONAL” PUEDEN CAUSAR TOXICIDAD EN EL CUERPO.

 

A lo largo de la vida acumulamos sentimientos negativos relativos a acontecimientos pasados.

 


Pensamientos positivos o negativos, tú eliges: los pensamientos negativos generan una enorme cantidad de malestar, y su manifestación común es la ansiedad.


 

Debido a esto, quedan resentimientos, tristezas, miedos y enojos, respecto de experiencias desagradables.

 


Pero : ¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA ELIMINAR TODA ESA BASURA EMOCIONAL?

 


 

Al momento de ser felices y saludables nuestra carga emocional juega un rol central en nuestras vidas, ya que una vida sana involucra todas las facetas de nuestra vida, no solo las relativas a la alimentación y al deporte.

 

Para que logremos llevar una vida plena es clave evitar dejarnos arrastrar por todas esas emociones negativas que nos van rodeando a través de nuestras vidas…

 


ENOJO, RESENTIMIENTO, ANSIEDAD, CULPA, DEPRESIÓN…, PUEDEN TODAS METABOLIZARSE EN TOXICIDAD

 


 

Resulta en inflamación de los tejidos y dicha inflamación se convierte en la antesala de enfermedades físicas incluyendo infecciones y algunas veces predisposición a otras enfermedades.

 

Las mayores emociones tóxicas son por ejemplo ENOJO,

 

¿QUE ES EL ENOJO?

 

ES UN RECUERDO DE DOLOR DEL PASADO.

 

 

MIEDO es anticipar dolor del futuro, culpa es dirigir el dolor de regreso a ti mismo, depresión es el agotamiento de la energía, que sucede con todas las emociones descritas antes.

 

No es necesario recordar algo malo para sentirse afectado; si existe carga emocional negativa, el efecto en el presente viene en forma de dificultades emocionales y enfermedades.

 


Es como si se arrastrara una pesada BASURA INTERIOR, lo que puede causar falta de voluntad, CANSANCIO, ANSIEDAD, AGRESIVIDAD, FOBIAS, COMPLEJOS, FRUSTRACIÓN, entre otras cosas.

 


 

LA ACTITUD DETERMINA EL ESTADO DE ANIMO

 

¿Alguna vez has tenido la sensación de vivir un día pésimo desde que te levantas hasta que te acuestas? o, por el contrario, ¿no te ha pasado que de repente sientes que todo lo que acontece a tu alrededor parece estar en sincronía contigo?

 


Lo que determina uno u otro es la actitud con la que nos enfrentamos a él…

 


 

El mundo según lo vemos no es más que un reflejo de nuestro estado interior: cuanto más optimistas seamos a la hora de interpretar lo que nos pasa, mejor valoración haremos de nosotros mismos (autoestima) y mejor adaptación al medio tendremos.

 


Por tanto, toda actitud positiva comienza por tener una autoestima saludable.

 


 

Cuando nos sentimos mal o sin ganas, lo primero que perdemos es la voluntad.

 

Sabiendo que la voluntad es nuestra capacidad para decidir si realizar un determinado acto o no, ¿por qué escoger quedarse en la oscuridad pudiendo ver la luz?.

 


Para tener una buen a predisposición a la acción voluntaria,el ser receptivo, priorizar los pasos, visualizar positivamente aquello que queremos que suceda, ¡es importante!

 


 

Es importante perder el miedo a avanzar, a descubrir nuevos mundos y buscar oportunidades que nos aporten nueva sabiduría.

 


Cuando decidimos explorar más allá de los límites que nos autoimpusimos empezamos a entrar en lo que se conoce como la “zona de aprendizaje”.

 


 

Tenemos que tener claro que lo que nos define no son las opiniones positivas que los demás puedan tener o las críticas a las que nos veamos expuestos, sino la valoración que hacemos de nosotros mismos.

 

ES DECIR LA AUTOESTIMA

 

Acceptarnos a nosotros mismos es importante y la base de una buena autoestima , tener confianza plena en lo que hacemos, cuidarnos a nosotros mismos, ser autosuficientes en materia emocional, aprender a poner límites, realizar una autocrítica constructiva, saber que somos los únicos responsables de lo que nos pasa, y dedicar un momento al día solo para nosotros, tener mucho sentido del humor, entre otras muchas cosas que podemos hacer.

 

Muchas personas tratan de olvidar su pasado y esa no es la solución, no se olvida, se supera.

 


Superamos relaciones, miedos, malestar es, frustraciones, pérdidas y heridas emocionales.

 


 

Eso sí, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional y pensar constantemente en borrar nuestros recuerdos negativos no hará más que hacerlos más conscientes.

 

Por eso para que un malestar se supere no podemos negar que exista, necesitamos admitirlo para cambiarlo.

 

Y QUE DE LAS CRÍTICAS, ¿CONSTRUCTIVAS O DESTRUCTIVAS?:

 

Lo que diferenciará que una crítica sea constructiva o destructiva será la intención con la que se dice, las palabras que se escogen y la manera de decirla.

Pero por muy destructiva que sea la crítica, si no se le da importancia, no se vivirá como una ofensa.

Asimismo, cuando seamos nosotros los que formulemos la crítica, no debemos ser apresurados a la hora de opinar, debemos dejar claro el aprecio, basarla en el respeto, y expresarla en el momento adecuado… además de ser conscientes de que el otro tiene derecho a réplica, recuerda.

 


Y LA COMUNICACIÓN, POR ÚLTIMO, COMO BASE DEL EQUILIBRIO EMOCIONAL

 


 

Resulta imprescindible saber comunicarnos, entendernos y comprendernos los unos a los otros.

Para que la comunicación sea efectiva y emocionalmente sana partiremos de las siguientes premisas

 


Tendremos la actitud adecuada, nos centraremos en un tema en concreto, escucharemos con atención, nos expresaremos de forma clara y directa, diremos lo que pensamos y sentimos, aceptaremos la opinión del otro, no daremos nada por sentado, preguntaremos, y seremos coherentes con lo que decimos y lo que expresamos de una manera no verbal.


 

Es bueno dedicar un poco de tiempo, a tirar basura emocional y te encontrarás mucho mejor si sabes transformar la energía negativa en fuerza vital positiva.

 

Las emociones nos conducen al cuidado del cuerpo y este nos enseña a conocernos mejor, y juntos podremos sanar.

 

En las virtudes del Corazón no se incluye la compasión ya que se la considera como la máxima expresión de la emoción humana y la energía virtuosa por excelencia.

 

Estos pequeños recursos nos ayudaran a iniciar el camino hacia la sanción, pero eso no es de un día ni de una semana.

 

No desesperes.

 

Es nuestro deseo que estas líneas sean de utilidad y ayuden a descubrir el maravilloso ser Interior que llevamos dentro.

Sanar las Heridas del Corazón

APRENDE A CERRAR CICLOS…

Porque no se trata de olvidar, sino de sanar

Desearíamos borrar de nuestras vidas todas las experiencias desagradables que tuvimos, y recordar solo la suerte y los logros que alcanzamos.

Nos encanta hacer promesas sin entender por qué nunca llegamos a concretarlas.

Nos gusta volver a saborear las alegrías que pudimos tener en un determinado momento, la pareja ideal que conseguimos, el último modelo de vehículo que adquirimos o cierto ascenso profesional que alcanzamos.

Pero aquello que nos dejó una herida tiene que morir dentro de nosotros.

Y es que por lo general, para los occidentales, lo ideal es obtener solo logros y cero fracaso en la vida.

Entonces, ¿estamos cerrando ciclos? O más bien,¿vivimos una especie de neurosis colectiva? Al no enfrentamos a una sociedad en la que todos debemos ser hermosos, exitosos y perfectos. Haciendo conciencia de esto, podemos decir que :

Número 1. Nos gusta vivir lo bueno de la vida, pero no lo malo.

Número 2. Debemos cerrar ciclos, cuando en realidad reprimimos aquellas heridas y traumas para que “no se nos noten”.


Adoptar una máscara es mucho mejor, frente a las personas que nos rodean, creernos fuertes, super héroes . ¿Qué irá a decir la familia de mi si no soy el mejor hijo? ¿Qué dirán mis hijos si me ven en aquello o esto? ¿Qué dirá papa si no cumplo con sus expectativas? ¿Qué dirá mama, si distinto a ella, yo decido ser soltero toda la vida y dedicarme a mí? ¿Qué dirán mis amigos si me divorcio?


Estas y otras preguntas pasan por las cabezas de muchos desde la adolescencia, pasando a la adultez y llegando inclusive a la madurez.

Habrá quienes partan de este plano con esas tormentosas preguntas hasta la tumba.

¿Serian de verdad sana y feliz?

Quizás vivieron profundamente heridos, desolados, sin saber cómo pasar la página.
Tú puedes hacerlo, pero hazlo desde la herida

Para sacar algo nocivo de la vida de una persona, primero debes descubrir cuál es el origen del problema.

Solo así podrás sanarte, hacerte consciente de ese proceso o llevarte como un guía hacia una luz desde aquel túnel.

Lo primero que debes hacer cuando tengas un problema, un conflicto, una angustia, una rabia que no puedas sacar de tu corazón, es hacerla consciente.

¿Por qué tienes que obligarte a perdonar si no lo sientes así?

Ese perdón debe conseguirse de forma natural, no impuesta.

No puedes empeñarte en sonreír mientras llevas el dolor sin saber qué hacer con ello.

Busca la raíz del asunto que te duele, revívelo, recuerda que fue tanto lo que te molesto, por qué crees que te hirió tanto.

Una vez que te enfrentes a ese dolor, si quieres llorar, llora.

Siente dentro de ti esa herida y reconócela como parte de tu vida. Una vez que hayas quitado esa venda, que hayas enfrentado esa verdad –tu verdad-, tendrás la batalla ganada.

¿Por qué?

Porque habrás reconocido que no solo eres éxito, triunfos y perfección, sino que también eres emociones, rabia y dolor.

¿y qué pasa cuando reconocemos esto?

Pasa que sientes la vida desde lo humano, no desde lo divino como nos enseñaron eternamente a vivir.

Pasa que nos damos cuenta de que no somos dioses, que debemos aprender a respetar nuestro procesos de duelo para seguir viviendo sin mascaras.

¿Qué es lo valioso de todo esto?

Lo valioso es que puedes aceptarte cómo eres y que con esa nueva variante puedes cerrar ciclos de angustia y desolación.

¿Cuándo debemos cerrar ciclos?

En caso de perdidas, renuncias, despidos y quiebres económicos. Robos, estafas, muertes físicas, rupturas sentimentales, rabias y odios que no nos dejan avanzar, resentimientos por comparaciones absurdas, culpas, miedos, angustias, todo complejo que sea nocivo y que nos deje vivir en paz.

Porque, al final, ¿de qué nos sirve odiar?

Una vez que hayas reconocido tu propio dolor y te permita sentirlo, tomate tu tiempo para recuperarte, no desde la derrota, sino desde el aprendizaje. No desde la culpa, sino desde la idea de que la vida tiene sus sinsabores y debemos aprender a asimilarlos. Una vez allí, pregúntate si ese sentimiento que te embargaba te era útil. ¿De qué te sirve odiar? ¿Qué beneficios te trae?

¿Vengarse es lo apropiado?

Si decides seguir odiando, te odiaras a ti mismo. Porque ese sentimiento te puede enfermar. Enfermara tu físico y te afectara a ti, no a la situación, ni al otro. En cuanto a los beneficios, solo puedes beneficiarte desde el momento en que lo reconoces y lo aceptas para luego superarlo y dejarlo atrás.

Poco a poco, y en el tiempo que te tome hacerlo, será perfecto.

Si quieres, llámalo perdón, pero en realidad se trata de integrar un proceso donde te darás cuenta que después de una caída, puedes levantarte.

Si piensas en vengarte, será peor.

Todo lo que hagas en detrimento de los demás, te será devuelto por la ley de causa y efecto. Así que eso no es válido en este juego.
CONSEJOS:

1. Ante, una pérdida, un rompimiento sentimental, infidelidad o, tal vez, al ser juzgado por algo, lo mejor es reflexionar al respecto y entender que ninguno de los seres humanos somos perfectos.

2. Haz conciencia de que eres humano y que los errores son válidos en la vida. Si no, ¿Cómo se llega a los aciertos?

3. Respeta tu proceso de vida y el de los demás, cada quien vive a su ritmo y de acuerdo a las circunstancias personales de su destino.

4. Todo dolor debe sacarse, conversarse y reconocerse como parte de la vida. No como algo negativo, si no como una experiencia más de aprendizaje.

5. Entiende que así como eres humano y cometes errores, lo demás también lo son. En lugar de odiar, reconócete en el otro. Ponte en sus zapatos.

Es muy importante que decidas explorar en el pasado, reconociendo tus errores, para luego conquistar tu paz interna desde la aceptación de la vida tal y como es.

Tomate un tiempo para reflexionar sobre tus heridas, reconócete en ellas y pregúntate, ¿Qué lograste aprender?

Deja atrás el papel de víctima.

Decide de una vez romper esas cadenas.

Es muy importante: No juzgarse ni culparse.

Tampoco buscar juzgar y culpar a los demás.

Cada evento de vida, sea malo o bueno, es importante para el desarrollo psíquico y evolutivo del ser humano.

No compararse con nadie. Cada quien es único y maravilloso.

Respetarte como eres para que los demás también lo hagan.

Ir al paso de tu propio ciclo interno. El objetivo es que avances a tu ritmo, no al de los demás.

Toma el control de tu vida. Solo tú debes ser responsable de ella. Disfrútala y vívela desde tu punto de vista.

Cuando una banda de visionarios se une para empujar los límites del universo conocido, abren de par en par las puertas atascadas de la evolución para todos….